JMM

Ganaderos acaparan el agua en la comunidad de El Naranjal

Agencia SIM

Como si todavía se viviera en el lejano oeste, todavía sufren habitantes de zonas rurales por el acaparamiento de agua realizado por ganaderos, quienes han ignorado todas las recomendaciones e incluso advertencias de las autoridades. La situación se torna más preocupante en tiempos de emergencia sanitaria, cuando deben extremarse las medidas de higiene.

Tal es la situación en Naranjal, ubicado a unos 10 kilómetros de la cabecera municipal de José María Morelos, en donde quienes viven en cerros no reciben agua potable, pues los ganaderos dejan a la red sin presión, al llenar varios tinacos cada uno, para surtir sus bebederos.

José Eduardo Briceño Peraza, residente de esta comunidad maya, explicó que la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) ya les indicó que acudieran a la bomba a llenar sus tinacos, pero estas personas prefieren ahorrarse los 15 pesos que se les cobra por esto.

“Esto nos deja sin agua a quienes viven en los cerros. Ahora con el coronavirus, ¿cómo podemos lavarnos las manos? La gente tiene que pedir agua a vecinos abajo para lavar su ropa”, comentó.

Son cerca de 10 los ganaderos, que llenan de dos o tres tinacos cada uno. No son todos, aclaró, pues hay quienes sí acuden a las bombas, o compran una pipa; son solo un grupo, ya identificado.

Comenta